Archivo | Periodismo RSS for this section

Mi mejor recuerdo de Concha García Campoy (descanse en paz)


Ayer fue la noticia que nos conmocionó a todos los que tuvimos el placer de coincidir con Concha García Campoy en el ejercicio de este oficio del periodismo. En mi caso, como pequeño homenaje hacia ella, solo quiero añadir que fue la primera persona con la que hice un directo en radio durante las prácticas que realicé en Onda Cero Radio durante 1999. Entonces ella era la encargada de dirigir el programa informativo “La Brújula” y siempre la recordaré delante del ordenador como una más en los entonces estudios de la calle Pintor Rosales de Madrid. La imagen que tengo grabada es la de un lápiz recogiéndole el pelo y dejando en toda la redacción su buen hacer profesional al que todos los que empezábamos la carrera aspirábamos, era una más a pesar de tener un currículum imponente.

Gracias a sus indicaciones, una noticia de calado de entonces como fue la destitución de la jueza decana de Marbella por el caso “Atlético” por parte del Consejo General del Poder Judicial, se convirtió en más o menos asequible para un chaval de 19 años. Y a pesar de que siendo unas prácticas de verano ese día volví a la redacción a más de las dos de la mañana, no me cansé de decirle a todo el mundo con orgullo que “Concha García Campoy me ha echado una mano”. Fue el primero de sus consejos y, por suerte, no el último.

Fue una más de los profesores que no había en la Complutense, una más de los periodistas por la siempre sentiré admiración, una más de las personas que con su humanidad y carisma llenaba el ambiente siempre acelerado de una redacción, sobre todo cuando te enfrentabas a un informativo nacional a diario.

Por eso no he querido dejar de recordarla, guardo con mucho cariño las cintas de casette de ese momento, un trozo de su voz que ayer nos dejó  que siempre estará conmigo. Gracias y hasta siempre, Concha.

Mi más sincero pésame a la familia.

Lecciones de periodismo diario, o cómo actualizar la web sin que se vea el plumero


Los medios de comunicación son objetivos, imparciales, buscan la verdad o la presentan de una forma que no deban ser tendenciosos hacia la audiencia. Además, deben buscar contenidos que permitan atraer a esos lectores, procurando agradar a un publico afín… hasta aquí la teoría y probablemente lo veamos en algunos medios nacionales e internacionales donde es más difícil dicho control, pero ¿qué ocurre si bajamos a un nivel más local o provincial?

Pues que los grupos de presión se adueñan de dichos medios para que, a cambio de dotarlos de una cierta estabilidad económica a través de patrocinios institucionales o corporativos, hagan que sus noticias aparezcan en las primeras posiciones o para que la línea editorial escore paradójicamente hasta alinearse o  identificarse casi plenamente con los objetivos que persigue ese mismo lobby.

Web El Mundo Málaga 23 de mayo de 2013Un ejemplo de esto puede encontrarse en esta captura de pantalla de la web de El Mundo Málaga, donde paradógicamente, durante toda la media-mañana y tarde de hoy (23 de mayo de 2013), las tres noticias principales de dicha web tenían un mismo fin, que no es otro que noticias polémicas o en contra de la gestión del PSOE en la provincia de Málaga.

¿Casualidad, falta de actualización, objetividad relativa? Si ya es difícil encontrar informaciones sobre la actividad del PSOE de Málaga en las páginas en papel de este diario con tratamiento neutral o positivo, lo que las convierte en casi un boletín de noticias del Partido Popular malagueño  aderezado, eso sí,  de una muy buena agenda cultural, la versión electrónica de dicho medio habla por si sola.

La moraleja no es otra que si se confunde la web de un periódico con la del propio partido político al que rinde pleitesía,  como periodista a veces dan ganas de preguntarse donde están los límites entre información y propaganda en un medio donde precisamente en su portada de hoy se hacía eco de esta frase de Igor Stravinski: “Seguir un solo camino es retroceder”.

Y menos mal que la política, como tema informativo de cara a la ciudadanía, es uno de los más repudiados por todas las encuestas…

Apuntes de mal periodismo: ABC de Sevilla (@abcdesevilla) sobre el crimen de los niños de Córdoba


Si hoy váis al kiosko os encontraréis con que la noticia de que dos informes apuntan a que se han encontrado restos humanos calcinados en torno al caso de los niños de Córdoba es la principal. Tanto por el mero hecho en sí como por los detalles escabrosos que se van conociendo, este caso quedará registrado sin duda en los anales de cualquier criminólogo.

Sin embargo, y a pesar de la crueldad con el que parece que se ha cometido este crimen repugnante, los medios de comunicación deben mantener siempre una distancia entre información y conjetura. Éste es el caso de la portada de ABC de Sevilla, que no ha dudado en mezclar dos hechos diferentes para obtener un titular cocinado: el informe forense de unos restos óseos (en el que no apunta a autorías ni identidades) y el hecho de que las coartadas del principal sospechoso no se sostienen y se sospecha del padre de los niños.

La investigación no ha finalizado, existen dudas sobre si podrán hacerse pruebas de ADN y si podrá demostrarse la autoría del crimen como la forma en que se llevó a cabo, aunque parece ser que para ABC nada de eso es necesario. Prueba evidente de ello es que la noticia que sostiene dicha portada no puede entrar a adjudicar ningún tipo de autoría porque no existen pruebas concluyentes de ello salvo un convencimiento de los investigadores.

El uso partidista de los medios de comunicación en la provincia de Málaga


Puede que suene a tópico, pero los cargos que ha puesto el PP al frente de las televisiones públicas municipales de la provincia de Málaga parecen haber hecho todos un máster en manipulación informativa. Como periodista me duele que eso sea así, ya que supone que las personas que diariamente están trabajando en la determinada emisora no cuentan ya sólo con las habituales presiones de los lobbys locales (léanse los empresarios, asociaciones, colectivos, etc…), sino que además tienen que enfrentarse a la lucha diaria entre gobierno y oposición y ver como sus piezas son recortadas según le venga en gana al jefecillo de turno.

Escogidos todos ellos no por sus grandes dotes de gestión en medios de comunicación, es más que contrastable que estos directivos puestos a dedo no durarína ni un sólo día en una cadena de renombre. La gran mayoría no son más que los estómagos agradecidos de los que gobiernan en este momento, o lo que es lo mismo, personas para nada imprescindibles que irán cambiando a la voluntad del que ostenta el bastón de mando. Sería difícil creer que aquellos que pasan por los despachos de Onda Azul (Málaga), Radio Televisión Marbella, FTV (Fuengirola), Torremolinos Televisión, Torrevisión (Alhaurín de la Torre) o Alhaurín Televisión (Alhaurín el Grande), podrían llegar ni siquiera a ser becarios de café en otra cadena de ámbito regional, no ya nacional.

Por ello no puedo dejar de denunciar la utilización flagrante de la manipulación informativa que se da en estos medios, llendo desde el más absoluto silencio informativo cuando habla la oposición (véase Torremolinos Televisión, dónde sus informativos son sólo odas de una hora completa al sol y playa sin informar de lo que pasa en el municipio), al aniquilamiento de las informaciones contrarias a la gestión municipal (Fuengirola TV, Alhaurin TV, Torrevisión) o al uso de estrategias políticas para dar siempre como válido lo que salga de boca del alcalde de turno o de sus concejales (Onda Azul), poniendo siempre enfrente todo lo que huela a PSOE en esta provincia (oposición municipal, Diputación de Málaga, Junta de Andalucía o Gobierno central). Es más, si en una determinada noticia podemos meter de boca del locutor/a alguna que otra editorialización en su presentación, bienvenido sea.

Simplemente, para aquellos que ejercen su mandato autoproclamándose adalides de la independencia informativa municipal (ya quisieran ellos), abrirles los ojos para que vean que no son informativos los espacios que producen, sino editoriales, dos géneros periodísticos distintos si es que alguno de los que ahora dirigen estas teles municipales pasaron cerca de una facultad de periodismo o simplemente preguntaron a los trabajadores de las mismas emisoras al respecto. Con actitudes como ésta, degradan a la profesión y obligan al periodista a tomar una posición que no les corresponde, algo que no ayuda en un sector que está copado de sueldos altos en unas jefaturas y gerencias donde se practica el continuo atropello de los derechos laborales.

Si hacemos un seguimiento de cualquiera de las televisiones gestionadas por los equipos de gobierno de PP y PSOE en la provincia, vemos una diferencia muy clara: la intencionalidad política y la editorialización partidista es más que evidente en las primeras. Nunca veremos una noticia favorable de la oposición en Fuengirola, Marbella o Torremolinos, ni tampoco una crítica al equipo de gobierno de Málaga sin que éste haya dado visto bueno a la favorable respuesta. Sencillamente, si no hay respuesta “oficial”, simplemente no existe esa noticia, y tendrán que pasar varios días hasta que podamos ver algo de información sobre este tema solo si la oposición sigue haciendo su trabajo de denuncia y con la conveniente respuesta ya preparada.

Que ninguna de estas televisiones se acerca a la pluralidad informativa mínima y deseable también es visible. Una pluralidad que salta por los aires al comprobar que la gran mayoría de ellas pertenecen a la Asociación independiente de emisoras de radio y televisión de Andalucía AIERTA, un conglomerado nada transparente montado desde las filas del PP a nivel regional con sede en Cádiz y financiado con el dinero de 30 teles locales para hacerse los informativos a la carta. Es decir, noticias populares con el dinero de todos.

Con todo este panorama, les invito desde aquí a que pongan en grande la palabra “OPINION” mientras dure todo lo que ellos proponen como informativo, para que al menos nos dejen, a los que sostenemos vía impuestos estas televisiones, una opción a hacernos nuestras propias composiciones de lugar con lo que nos presentan.

Finalizo el post de hoy con una muestra de lo que diariamente podemos ver desde algunas televisiones municipales gestionadas por el PP en Málaga en estos momentos. A diferencia de lo que veremos a continuación y como no podría ser menos, todas las críticas a este post serán bien recibidas:

Fotoperiodismo de calidad al alcance de todos


votar
La prestigiosa World Press Photo ha abierto sus archivos para ofrecernos una muestra del mejor arte fotográfico aparecido en los medios de comunicación desde 1955. Son imágenes vivas de nuestra historia más reciente y un fiel reflejo del fotoperiodismo. Creo que hoy es el día de reconocimiento de los fotógrafos, tan valiosos para esta profesión y, muchos de ellos, auténticos artistas.

Me viene a la cabeza uno de mis preferidos, Gervasio Sánchez, habitual en el Heraldo de Aragón (qué suerte tienes al conocerlo, Sergio). Os dejo con una de las imágenes que más me impactaron cuando las ví en su foto-libro sobre la guerra de Sarajevo, la imagen de la biblioteca de la ciudad tras los bombardeos:

Gervasio Sánchez

ABC recupera su pasado republicano


ABC-1937En estos tiempos que corren, crisis incluida, el pasado viernes el diario ABC nos sorprendió a todos los que nos gusta el mundo del periodismo histórico con una nueva herramienta en su web que recoge más de cinco millones de páginas desde que saliera a la calle en 1891 el primer Blanco y Negro editado por Torcuato Luca de Tena, diferenciando entre las ediciones de Madrid y Sevilla.

Reconozco que me ha sorprendido para bien, sobre todo que el diario monárquico-conservador por excelencia haya incluido también en dicho servicio una de las etapas más curiosas de su vida, aquella en la que tuvo que hacerse valedor de los ideales republicanos tras el estallido de la Guerra Civil Española.

Se recogen, por tanto, las páginas desde que el 19 de julio de 1936, ABC colocase a toda portada en la edición madrileña aquello de “¡Viva la República!“, unas palabras que hoy sonrojarían a más de uno de los que son habituales de este periódico en el kiosko.

Blanco y NegroEsta inclusión destaca, además, porque desde la propia dirección del periódico en Madrid, que fué apresada por el Frente Popular, tuvo que ser obligada a cambiar la línea editorial del periódico, mientras que la que existía en Sevilla, sede de la familia Luca de Tena, se mantuvo inalterable y sobre todo, afín a las tropas de Franco. No en vano, un día después de la portada aparecida en Madrid, en Sevilla se despertaban con un no menos “¡Viva España!”.

Al margen de estos dos ABC, y una vez pasada la época bélica, este diario ha sido un referente tanto por sus portadas como por su diseño, que si bien quedó caduco a principios de los noventa (que fué remodelaba en 2002 hasta las páginas que hoy conocemos), bajo la dirección de José María Ansón, y logró disfrutar de unos años dorados como el segundo diario más leído (tras El País), algo que se vino abajo tras la venta al grupo Vocento. Aunque sólo sea para el recuerdo, recomiendo su visita.

Una ración de trajes y otra media de anchoas


votarAnchoasLa altura de miras y del discurso de nuestros líderes políticos, especialmente los que desarrollan su actividad en la zona de Levante, seguro que llenarán en el futuro páginas y páginas de las enciclopedias que están por venir, aunque sea la Wikipedia. Pero mientras llega ese momento, por ahora, como un capítulo más en este folletín novelesco que se ha instalado en el PP, al caso Gürtel le ha salido una conexión cántabra que hasta ahora no había previsto la justicia española.

Y más allá de sorprendernos, yo ya me sonrío porque no espero que de los tejemanejes de los protagonistas de esta función teatral que hace ganar elecciones a los implicados, salga otra cosa que kilos de papel y tinta. De hecho, si a las voces que ya se apresuraron en su momento a señalar que estábamos ante un tema que había politizado (aún más) la acción judicial, ahora le sumamos otras que piden que incluso se reforme el Código Penal en este aspecto, me pregunto si no estarán intentando que comulguemos con ruedas de molino con una práctica quizá más habitual en ciertos entornos para que no tenga su correspondiente respuesta punible.

A modo de anécdota, según recuerdo, la última reforma que se le hizo a este documento fue en diciembre de 2008 tras trece años de silencio por parte del gobierno de turno, la misma etapa en la que el propio caso Gürtel estaba en su apogeo, así que hubiese sido más útil haber aprovechado aquella favorable coyuntura política para llevar a cabo la tan ahora deseada reforma y nos hubiesemos ahorrado el tener que escuchar tanta cantidad de declaraciones huecas a día de hoy.

Y es que, como ya dijo Tristán Tzara en el inicio de su Manifiesto (1918) quizá podríamos intentar comprnder con una sola frase la actitud de algunos políticos cuando quieren seguir jugando al regate corto con la justicia, los medios y la opinión pública (esa que, según decían mis profesores de la Complutense, no hay que confundir con la opinión publicada):

La magia de una palabra—

—DADA—, que ha puesto a los periodistas

ante la puerta de un mundo

imprevisto, no tiene para nosotros

ninguna importancia

Y es que los meses de julio y agosto dan para mucho y, aparte de perros agresivos, brotes de salmonela, picaduras de medusa y las correspondientes recomendaciones para evitar quemaduras, los tribunales son muy dados a aumentar su actividad y a colapsar las páginas de los diarios. Todo para que luego, en septiembre, volviendo a la cruda realidad (y al trauma post-vacacional) nos encontremos con casos archivados o sobreseídos, penas rebajadas, pruebas que han dejado tener su importancia como tal, o macrojuicios que, además de mermar las arcas públicas, no dejan del todo claro si el sistema habrá hecho la correspondiente “limpia” o si habrá dejado claro al resto de mortales de las consecuencias de volver a repetir dicha acción. A corto plazo, de un futuro banquillo que cuente con la estelar aparición de Francisco Camps como imputado no espero una lección ejemplar.

Sinceramente, y aunque un futuro Codigo Penal fije sus ojos en mi persona, prefiero decantarme por entablar una corta pero intensa relación con un bote de anchoas del Cantábrico.

A %d blogueros les gusta esto: