Archivo | Nuevas Tecnologías RSS for this section

@Movistar_es cede mi número de teléfono para que reciba mensajes eróticos por @Whatsapp (incluyo listado)


Recientemente he pasado a prepago mi número de móvil, no tenía compromiso de permanencia y he querido darme un tiempo para decidir que hacer con él, si seguía con un plan más barato en Movistar (donde estoy actualmente) o me cambio de operador. Pedí pasar a prepago y Movistar, después de dejar facturas de más de 150 euros mensuales (lo usaba por temas de trabajo), no hizo nada por retenerme. Por un lado lo agradezco; por otro lado, me extrañaba, ya que había perdido esa categoría de cliente que les interesaba.

Hasta ahí todo bien, salvo cuando comienzo a recibir mensajes de carácter erótico y servicios 80X a través de Whatsapp. Evidentemente, mi número de móvil, ése que nunca he cedido a nadie, había pasado a mejor vida en la base de clientes de Movistar, y veo que lo han cedido a una caja de Pandora al mejor postor. No es que vaya a caer en llamar a esos servicios, pero sí que me fastidia ya que me hace pensar que para Movistar, esa empresa que se supone que ofrece un servicio añadido por ser la más grande en nuestro país, no les he interesado en absoluto.

Actualizado: Ahora también recibo mensajes de videncia:

De momento, tengo bloqueados a los siguientes números desde los que me tienen acribillado por Whatsapp para que pague por servicios 80X, por si a alguno le interesa y puede darme una vía de solución (los iré actualizando conforme reciba más mensajes en este post):

627695786

678849719

608762645

931220676

924040907

954049209

954049505

931504035

697565803

600114572

697581885

603560199

663410541

663651171

600091374

La tecnología y el arte, unión explosiva


Vía mi amiga @bajoelsur, me ha llegado este video, donde quedan demostradas las posibilidades de la tecnología para el arte si se tienen las habilidades y los conocimientos para ello, claro. En este caso, un iPad hace de cuaderno para el retrato de un señor un tanto peculiar. No quiero imaginar que puede hacer este artista si finalmente se confirma la aparición de los nuevos ordenadores iMac de pantalla táctil… Espero que lo disfrutéis, a mi me ha encantado.

Wimax en Málaga: un producto en tierra de nadie


El pasado viernes mantuve una constructiva discursión con un amigo que es ingeniero informático a raíz de la aparición en Málaga del producto “Instanet“, que permite el acceso a través de Wimax en Málaga capital, y que ha sido vendido por el Club Málaga Valley como un gran logro para la ciudad. A lo largo de la conversación hubo una frase que he guardado y que, realizada con todo el afecto del mundo, me ha permitido pensar sobre lo que es este mundo de la tecnología. En concreto, la frase fue: “actitudes como la tuya son las que no hacen avanzar la tecnología”.

Esta sentencia, que acepto y agradezco ya que suelo mirar la tecnología más desde el punto de vista práctico que el teórico, venía enmarcada en mis críticas a ofrecer Instanet como un producto de gran consumo a un precio de 35 euros al mes cuando sólo permitía la conexión dentro de Málaga capital y no siempre con toda la cobertura en el término municipal.

Y con esas ventajas (ver cuadro), alta tasa en el flujo de datos, el que no exista limite de descarga y que no es necesaria la conexión telefónica tradicional, es como se ha publicitado en Málaga a la tecnología Wimax. Como siempre advierto, en este caso, mis críticas a dicho producto vienen desde una persona que está acostumbrada a conectarse a internet en movilidad, es decir, desde cualquier sitio y cualquier ciudad o pueblo, y que ha encontrado en el 3G/GPRS un producto más o menos aceptable, y probablemente por eso no esté dentro del público objetivo de la tecnología Wimax, al menos no por ahora.

Pero vamos con las dudas: la primera ventaja mencionada es que este producto permite “Enchufar y listo”. Convengo en que la rapidez de la puesta en marcha del servicio al usuario ya dice mucho de la política de una empresa y que, según me han comentado, Instanet ha tardado sólo 24 horas en poner en marcha el servicio desde que se ha tramitado la solicitud. No sé hasta que punto la máxima del “lo quiero y lo quiero ya” es determinante para que un producto comercial triunfe o no, sobre todo porque será la atención del servicio técnico el que determine la fidelidad o no, y si no, que se lo digan a las operadoras de ADSL que se lanzaron al mercado en nuestro país para quitar cuota a Telefónica y que luego fueron perdiendo puntos por las críticas a la calidad de su servicio post-venta. Sobre la velocidad en ofrecer la conexión desde que se solicita, en mi experiencia personal debo decir que tanto en la conexión que realicé en su momento con Telefónica (ADSL), como en la que disfruto en la Blackberry (GPRS, Orange), no tardaron ni una semana en ponerla en funcionamiento. La del iPhone (3G, Telefónica) ha tardado tres semanas desde que pedí el terminal hasta que activaron todos los servicios. Además, la no necesidad de línea telefónica o cable, evidentemente, acelera todo el proceso siempre que no se quiera tener la posibilidad de realizar llamadas telefónicas, una opción a sopesar para el cliente residencial.

Sobre la velocidad 4G (en Málaga, hasta 70 MB/s al menos por ahora), siempre que se garantice la calidad de la señal (ahí el cable lleva ventaja a cualquier tecnología inalámbrica), lo vería como una ventaja. Probablemente, el uso de estándares en telecomunicaciones esté llendo a una velocidad tan vertiginosa que no de tiempo a amoldarse a una opción cuando ya ha salido la siguiente que la mejora, y en este caso, leo que, por ejemplo, Wimax dependiendo del espectro de frecuencia que use, puede ofrecer velocidades que irían desde máximos de 15 MB/s hasta los 134 MB/s, todo ello de forma inalámbrica. Es más, los desarrollos de Wimax 2 ya prometen hasta 300 MB/s. Pero dentro de que exista una alta tasa de flujo de datos y que no haya límites, en el caso concreto de lo que se ofrece en Málaga aparece un asterisco (*) al lado de la frase “sin límite de descarga” que obliga a visitar la siguiente cláusula:

*CLEARWIRE no limita la cantidad de datos de carga o descarga, sin embargo, en caso de uso abusivo o intensivo que pueda afectar al correcto funcionamiento de la red o afectar negativamente a la calidad experimentada por otros usuarios, CLEARWIRE podrá reducir la velocidad de descarga en periodos de congestión.”

Es decir, estamos hablando que para los amigos de los juegos en red y el P2P (de los usos más frecuentes en el consumidor digital de nuestro país y que estará limitado a corto plazo) Instanet puede que no sea una opción tan apetecible ya que desde Clearwire se avisa de que, a pesar de ser una tecnología de última generación, lo que esperan es que el número de usuarios que se conecten y el uso que den a la conexión a través de los 25 nodos situados en Málaga no hagan perder calidad a la señal. En caso contrario, e imagino que también con velocidad 4G, desde Clearwire pondrán limitación a esos jugones o a los que usen abusivamente del P2P, un uso que no está totalmente claro que acepten desde Clearwire. Una nueva limitación que pone otra piedra en el camino de la estrategia comercial, y que, a buen seguro, tampoco tranquiliza al consumidor empresarial.

También se menciona como ventaja el que se pueda usar en cualquier lugar de la casa y en la ciudad. Sobre la primera parte, creo que la tecnología Wifi y los nuevos routers han dejado atrás las limitaciones de la señal dentro de una vivienda habitual (90-100 m2), por lo que no sería una ventaja competitiva salvo que queramos conectarnos de punta a punta en una finca de 2.000 metros cuadrados o en una casa con 4 plantas, ambas situadas en Málaga capital, claro. Reconozco como ventaja el que a través de Wimax se puedan tener zonas de cobertura de hasta 50 km con una alta tasa en el flujo de datos, pero desde el punto de vista comercial es más entendible en zonas rurales o suburbanas (ver el caso de Iberbanda) en los que  no llega la cobertura a través de la línea telefónica o el cable, pero en una capital como Málaga, sigo sin verle total sentido.

La otra característica, la de poder conectarse a lo largo de la ciudad (Instanet City) es la que pretende entrar en competencia directa con la tecnología 3G/GPRS, y ahí es donde veo que este producto también pierde varias posiciones (ver implantación nacional a febrero de 2010 en el mapa adjunto o en este enlace). Si una tecnología es móvil, debe serlo en su plenitud, es decir, cuando tenemos una tecnología anunciada como móvil pero limitada a un ámbito físico vamos en contra de esa misma movilidad. Algo falla, por lo tanto, cuando pago una cuota de 35 euros al mes con Instanet para poder conectarme sólo en Málaga capital frente a otros productos que valen hasta un máximo de 39 euros/mes (Telefónica, Orange o Vodafone) y con los que puedo conectarme en un viaje de AVE Málaga-Madrid sin perder cobertura 3G en más del 90% del viaje o en una rotonda en medio del campo en la provincia de Badajoz a través de GPRS. Cierto que la tasa de datos es infinitamente menor, pero es completamente móvil, válida en todo el territorio nacional e incluso internacional a través de roaming.

Todo ello sin “sorpresas” en la factura. ¿Estamos, por tanto, hacia una alternativa low-cost, que ofrece banda ancha a un precio ajustado para el cliente residencial? Podría ser. Sin embargo, creo, que será esa capacidad del servicio post-venta y no la rapidez con la que instalan el dispositivo la que determinará la permanencia o no del cliente, y en esto, el boca a boca hace bastante.

Una cosa a favor: permiten tener un compromiso sin permanencia que sólo lleva un sobre coste de 35 euros de alta, lo que sí que permite la posibilidad de probarlo. Ahora bien, si no nos interesa, y ahí es otra de las grandes reclamaciones del consumidor contra las operadoras de nuestro país, ¿cuánto tiempo tardan en darnos de baja?. Por el momento, creo que todavía hay muchos interrogantes como para dejarse llevar por la emoción de tener velocidad 4G, al menos, en mi caso.

Adobe y Apple, crónica de un divorcio


Son muchos los que pensamos que el divorcio entre Apple y Adobe es más que seguro. Hace poco, desde Adobe sacaron la campaña “We love” en la que la compañía hacia un alegato hacia la libertad en el uso de determinados standards en Internet. Probablemente la misma empresa que engendró el PDF y que luego se vió obligada a tener que abrir dicho formato (parecido con lo que pasó al DOC de Microsoft), no sea la mas indicada para hablar de esto, pero soy usuario de bastantes programas de Adobe y, ahora con el iPhone, no dejan de frustrarme pantallas como ésta. En fin, Flash ahora ya no existe y parece que todo tiene que ser HTML5…

¿Intentará Apple ponerle puertas al campo?

Cuando la tecnología no se entiende: el iPad


Pillo tomada de El País esta foto, que resume de forma totalmente ejemplar lo que va a suponer para más de uno mañana tener que enfrentarse al iPad de Apple. Si a un dispositivo táctil que presume de movilidad y de diseño ya tienes que ponerle un teclado para colocarlo encima de una mesa… malo.

Personalmente, me gusta el concepto y puede ser lo más de lo más, pero… no lo veo.

Movilidad 2.0 gracias al iPhone


Este es un post breve solamente para compartir con vosotros una pequeña reflexión desde que he incorporado al iPhone dentro de mi batería de gadgets diarios. Reconozco que la experiencia anterior con Blackberry ha sido más que positiva, y si bien siempre he estado buscando terminales que pudiesen darme un plus, sobre todo en trabajo de oficina como cuando lo intenté con el Symbian de Nokia, mis primeros pasos con el terminal de Apple están siendo más que satisfactorios.

El principio ha sido solo acostumbrarme a usar las aplicaciones que ya conocía: Safari como navegador de Internet, Mail para la gestión del correo o incluso sustituyendo mi iPod ahora. Lo mejor viene cada día que voy descubriendo aplicaciones nuevas, la gran mayoría gratuitas, como ésta que me permite actualizar el blog desde el teléfono. En fin, en breve colgaré un post con las aplicaciones que se es están convirtiendo en imprescindibles y, como no podía ser de otra manera, solicitándoos consejos para seguir aprovechando aún más el iPhone.

Este es, solamente, un primer post de bienvenida.

El wifi libre espera aletargado en Málaga: Guifi.net


Vía comentario en un post, Nenufarvioleta me comenta sobre la necesidad de sumar adeptos a uno de los proyectos que hace un año intentaron poner la primera piedra en Málaga para establecer una red wifi de carácter comunitario. La iniciativa, que parte de la gente que ha desarrollado Guifi.net en Cataluña y la provincia de Castellón, esperaba poder poner en marcha un nodo en Málaga para crear una plataforma de wifi solidario, esto es, una red abierta para la conexión de datos de carácter neutral (sin intereses económicos) a través del excedente del ancho de banda de nuestra conexión.

Es un ejemplo más de la democratización a través de la tecnología, y desde aquí os animo acomprobar la estrategia y uniros a la misma a fin de que podamos empezar a disfrutar en Málaga de una red de este tipo. Para más información, os dejo este enlace a una presentación del propio grupo, que ha conseguido una importante implantación desde que lo pusieron en marcha en 2005, especialmente en zonas rurales, como puede verse en los mapas adjuntos. En Málaga, según me comenta Nenufarvioleta, intentaron colocar un nodo en la calle Mosquera pero la iniciativa ha quedado aparcada. ¿Te apuntas?

A %d blogueros les gusta esto: