Tag Archive | país vasco

El PSE explota el “estilo Obama” y ofrece una campaña diferente (parte III, y final)


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

“Haz que suceda”, o como combatir la caída en la participación

haz-que-sucedaSin embargo, la segunda semana de campaña ya trae un mal dato: la petición del voto por correo ha descendido un 20% frente a la convocatoria de 2005, lo que quizás precipita la entrada de un nuevo mensaje socialista cuando todavía no se había asimilado el anterior. Me estoy refiriendo a “Haz que suceda”, al que ya me he referido en un anterior post en el blog. Aunque ya podemos ver un cartel más “institucionalizado” (fotografía, logotipo del partido y el rotundo lema de “Patxi lehendakari”), la campaña televisiva echa mano de la creatividad a modo de cinco spots donde se recurre con frecuencia al humor y al impacto para animar al electorado vasco a que vaya a las urnas.

Para el sector más joven se lanza la “canción del cambio” y, desde un punto de vista político, se profundiza en el programa electoral al igual que en mensajes contra el PNV, esta vez por sus irregularidades en la gestión del museo Guggenhein de Bilbao (icono del renacimiento del País Vasco) o de la sede de Hacienda en Irún.

La tercera semana de campaña, el PSE acude de nuevo al “estilo Obama” e intensifica el ritmo mediático de la campaña con el “tren del cambio”. Se recurre por tanto al viaje simbólico que preparó el último presidente estadounidense desde Illinois hasta la Casa Blanca a modo de dos autobuses de campaña que recorren la ruta entre Portugalete (vinculada a la infancia de Patxi López) y Vitoria (sede del parlamento vasco).

puzzle1
Las paradas intermedias que tendrá la caravana en los siguientes días son igualmente destacadas y simbólicas:

Guernika, símbolo de la libertad vasca

La cumbre del Besaide, punto geográfico de unión entre las tres provincias vascas, donde se escenifica la unión de todos los vascos con un puzzle gigante

Barakaldo, donde se lleva a cabo un acto con Rubalcaba y se profundiza en el terrorismo

Bilbao, con un acto con Zapatero en el hotel que acogió al primer gobierno vasco

Mondragón, que tuvo un sentido encuentro con la hija de Isaías Carrasco

San Sebastián, acto con el alcalde socialista Odón Edorza

y final de trayecto en Vitoria, que cierra la campaña de nuevo con la presencia de Zapatero.

Entrevistas 2.0: la TV y Youtube son los grandes olvidados

Al margen de este itinerario previsto, la presencia en la red, que será comentada más tarde, tiene su punto álgido con una entrevista realizada por el candidato en Twitter, de la que queda el compromiso de mantener el blog personal una vez alcanzada la lehendakaritza y la integración de las redes sociales en la web de esta institución. También se experimenta con el formato de “Tengo una pregunta para usted” en Irún, un formato con el que el propio López ya había trabajado en octubre de 2008 a través del vídeoblog y del que se habían obtenido buenos resultados tanto en participación como en cobertura mediática.

cerdos-volandoSin embargo, los medios empiezan a echar de menos ciertas estrategias de marketing viral que ya habían sido usadas en las generales, y tanto como vídeos colgados en la red con lemas de campañade forma paralela as estrategias de marketing viral que se vieron en las generales (vídeos colgados en internet con lemas de campaña, mensajes… etc. Además, la TV pierde su protagonismo en la creación de opinión dado que de los dos debates previstos en la pública ETB, uno de ellos, el que se realiza en euskera, no cuenta con todos los candidatos principales, mientras que el se lleva a cabo en castellano está tan encorsetado en temas, tiempos de intervención o dinamismo, que decepcionan a más de un espectador.

La campaña, por tanto, comienza a “flaquear” hacia el estilo más “tradicional”, con nuevos mítines de Carme Chacón y Zapatero, cuando, el peneuvista Josu Erkoreka hace las siguentes declaraciones:“es tan difícil que el socialista Patxi López llegue a ser lehendakari como ver a un cerdo volando”. Poco tiempo tarda el equipo de campaña y afines expertos en la denominada “Política 2.0” en llenar la red de lemas como “pon un cerdo a volar” o “Josu Erkoreka ver cerdos volar”, en clara alusión a las posibilidades de ver un lehendakari socialista.

De igual forma, tanto la Red para el Cambio como Juventudes Socialistas llenan de “cerdos voladores” la Red (solamente el grupo de Facebook creado en este sentido tiene casi 1.000 simpatizantes en el momento de escribir este post), e incluso, ante el mitin para la juventud que se celebra posteriormente en San Sebastián, incluso aparecen físicamente los mismos para asombro de asistentes y medios de comunicación.

También se escenifica en Rentería la petición de la juventud vasca con un mural que recoge conceptos como cambio, integración, futuro, progreso, libertad sexual o ikurriña.

Cierre de campaña por todo lo alto: Internet sigue trabajando en silencio

cerdo-volador5.000 personas se congregan de nuevo en Bilbao y escuchan a tanto a un Rodríguez Zapatero que ya celebra la victoria del PSE en las elecciones que tendrán lugar dos días más tarde, como a un Patxi López que recurre a la “esperanza” y el simbolismo para conseguir el cambio. El tono, más enérgico, ya habla de un gobierno socialista de futuro y se da por hecho quién va a ser el próximo lehendakari, sin obviar contínuas referencias a la provincia de Álava, donde los sondeos pronosticaban un cambio en el número total de votos que luego se cumplió el 1 de marzo.

Nuevamente, se recurre a la unión de progreso y tradición con una interpretación del aurresku con un clarinete, las músicas comeciales y propias ya usadas en campaña, los cerdos voladores y grandes frases como la siguiente: “ponte en pie y llena las urnas de la primavera de las rosas”

Finalizada oficialmente la campaña, las redes sociales, que ya han estado echando humo durante toda la campaña serán protagonista de un último mensaje en Facebook, Tuenti y Twitter, las “140 palabras para el cambio”: “El domingo puede ser uno de los días más importante de nuestra vida. El cambio en Euskadi es posible, sólo depende de ti. No lo olvides, vota”. Este mensaje se traslada a los más de 4.000 “amigos” que tiene Patxi López en su perfil en Facebook, los múltiples seguidores de su blog y a la “ciberplataforma” que ofrece tanto la Red para el Cambio como Juventudes Socialistas.

El resto de la historia es ya conocida, el PSE consigue aumentar en más de 274.000 votos los resultados de 2005 llegando hasta los más 315.000, afianzando su posición en el País Vasco y con mayor legitimidad para formar gobierno.

El PSE explota el “estilo Obama” y ofrece una campaña diferente (parte II)


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

La tercera semana de 2009 comienza a forjarse “el sueño” de forma mediática. Así, la presentación de las listas electorales se realiza con un acto multitudinario en Bilbao que se abre, a modo de concierto, con la canción de Serrat “Hoy puede ser un gran día”. Comienza por tanto el primer guiño a las formas de hacer demócratas al dar un papel preponderante a la música.

Así, Patxi López aparece arropado por las letras de “Somewhere over the rainbow” y “What a wonderful world” en la interpretación del hawaiano Israel Kamawiwo y deja claras sus intenciones: trabajar para repetir la cifra de los 430.000 votantes que se decantaron por el PSE en las elecciones generales de 2007. Al tinte musical, se le añade una peculiar interpretación del aurresku bastante vanguardista, que respeta la tradición vasca a la par que le aporta un aire nuevo.

Como no podía ser de otra manera, también se hecha mando de la oratoria para añadir al discurso de Patxi López partes discursivas como la siguiente: “salgamos a la calle a pregonar a los cuatro vientos que el cambio llama a nuestras puertas y que es imparable”.

red-para-el-cambioEsta idea de dar papel activo a la ciudadanía, se refuerza con la aparición pocos días más tarde de la Red para el Cambio de la mano de Leire Pajín, un comité de expertos formado por treinta intelectuales y profesores independientes pero afines al ideario socialista. Desde esta plataforma, que lleva funcionado seis meses antes de la precampaña, se lanzan documentos ideológicos de toda índole temática pero muy acercados a la realidad vasca. Así, se tratan aspectos tan espinosos como el euskera, la educación pública, la situación económica del País Vasco o la igualdad. Además de crear un foro de debate, el proyecto muestra aún más su ambición con un doble objetivo: por un lado, permite el establecimiento de una red de contactos entre el propio PSE y los líderes sociales vascos de las áreas sobre las que se pronuncia sin importar la condición política, y, por otro, permite a los simpatizantes sentirse parte del mensaje y los convierte en difusores del mismo, una aportación más en la línea del fomento del cibervoluntariado.

Zapatero entra en escena y vuelve a repetir la consigna ya pronunciada desde Ferraz: el PSE será quién decida las alianzas con el resto de partidos para formar gobierno tras la celebración de las elecciones. Mientras tanto, el PNV hace su aportación y acusa a Patxi López de usar la ikurriña como “bandera de conveniencia”.

Órdago a Ibarretxe: hacia la reforma del Estatuto

De nuevo, otro acto, la conferencia política, presenta en sociedad el programa electoral, aunque con una orquestación más rolling-stonetradicional y contando con la presencia de la escritora Isabel Allende. Por encima de todas las promesas electorales, incluso las relacionadas con la crisis económica, el PSE pone sobre la mesa la posibilidad de elaborar un nuevo estatuto de autonomía con el consenso de todos los partidos políticos y reta al actual lehendakari en funciones a que se posicione sobre la propuesta. La propuesta parece que cae en saco roto y el PNV sigue centrado en la figura de un lehendakari López con mando a distancia y en el frente españolista. Esa semana se complementa con la visita de varias ministras: Carme Chacón, Elena Salgado y Cristina Garmendia y una entrevista a Zapatero que habla de un gobierno vasco “de amplias mayorías”.

Pero al margen del discurso político, que probablemente no es del interés de todos los que finalmente van a votar, la cara más humana y musical del candidato socialista se muestra en el número de febrero de la revista “Rolling Stone” (que edita PRISA) con la siguiente presentación: “Rock n´ Roll Lehendakari”. La importancia de este paso viene dado por el hecho de que las entrevistas no-políticas en pre-campaña no suelen ser habituales en nuestra prensa y se temen por parte de los responsables de prensa, ya que pueden desvirtuar la personalidad del candidato o emitir mensajes divergentes a la línea prevista en la campaña que se aprovechen por los adversarios políticos en beneficio propio (normalmente con interés arrojadizo).

Empieza la campaña: “Todo suena a cambio en Euskadi”

todo-suena-a-cambio-en-euskadiEl logotipo creado para la campaña “Punto de encuentro”, una peculiar ikurriña, se convierte en el único acompañante de la fotografía de Patxi López en el primer modelo de carteles de campaña. Visualmente, no hay, por tanto, ninguna referencia a las siglas del partido, aunque sobre el papel el programa electoral repite el formato de los “100 motivos para el cambio“, usado en la campaña de las generales de 2008. De forma paralela a la presentación, la Red para el Cambio da el giro desde el perfil intelectual hacia el público más joven y se convierte en el motor de conexión entre el PSE y la juventud con un acto multitudinario en Bilbao que vuelve a abrir el encuentro con una gran canción, en este caso el tema con el que Bruce Springsteen celebra la victoria de Obama: “Working of a Dream”, e incorpora elementos discursivos de otros oradores como Martin Luther King.

De nuevo las grandes frases toman protagonismo en la campaña socialista, con citas como “que una bocanada de aire fresco inunde todos los rincones de Euskadi”, o “decidles que si sueñan no están locos, porque queremos un país de sueños y queremos empezar a hacerlos realidad”. Es de suponer que esta traducción al escenario vasco del “estilo Obama” no sienta bien al principal adversario, el PNV, que ya ve al candidato socialista solamente como un producto del márketing político y se lo echa en cara. Sin embargo, la formación nacionalista adolece de cierta frescura y estrena su acercamiento con el electorado a través de un formato pseudo “Tengo una pregunta para usted” con cuestiones grabadas previamente a ciudananos anónimos las que Ibarretxe da respuesta durante su intervención pública. Esta interpelación de los ciudadanos a los candidatos también será utilizada por el PSE, pero eso lo veremos en la entrega de mañana.

(Continuará…)

El PSE explota el “estilo Obama” y ofrece una campaña diferente (parte I)


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

obamaComo lo prometido es deuda, os ofrezco el análisis de la campaña llevada a cabo por el PSE en las pasadas elecciones vascas ya que, entre hueco y hueco y lo que podía leer por la prensa, veía bastantes similitudes entre la acción electoral llevada a cabo por el equipo de Barack Obama y lo que estaba pasando con la campaña de Patxi López (PSE) como candidato a lehendakari.

¿Estamos ante un nuevo estilo? Lo que sin duda alguna se puede decir es que los asesores de campaña de este país, al menos los del PSE, han apostado fuertemente por las acciones simbólicas y los mensajes transmitidos en las pasadas elecciones norteamericanas y que ello le ha reportado un aire renovador a lo que veníamos viendo en anteriores citas electorales en España, aunque ya en las pasadas elecciones generales tuvo un papel protagonista, sobre todo en lo que refería a las redes sociales.

Sin embargo, lo que sí se ha podido ver en la campaña del PSE ha sido no sólo la presencia en la red de redes sino que la propia campaña “de carne y hueso” se ha cargado de simbolismo a la vez que se intentaba potenciar la figura del ciudadano anónimo como parte activa de la campaña, uno de los grandes escollos de nuestra sociedad a la hora de trasladar el modelo electoral estadounidense, donde la figura de los voluntarios y de los líderes de opinión es, con mucho, indispensable para los partidos que se presentan a los comicios.

Las cartas sobre la mesa: autogobierno, referéndum y, como no, terrorismo

El inicio de la actividad política con el comienzo del año puso sobre la mesa los tres grandes ejes sobre los que iba a girar toda la campaña electoral, o al menos así lo habían decidido las agendas de PNV, PSE y PP.

En este sentido, la concepción de autogobierno que se posee desde las filas peneuvistas le ha permitido marcar a fuego al PSE como un partido que pondría en peligro la autonomía vasca, sobre todo por la dependencia natural de esta formación a las directrices provenientes de calle Ferraz.  En este sentido, también se ha identificado a Patxi López como un futuro lehendakari que estaría controlado a través de un “mando a distancia” desde Madrid, un aspecto que ha tenido que ser desmentido tanto por el propio López al principio como por los máximos dirigentes federales del PSOE, pero no ha dejado de sonar en las manifestaciones públicas de Urkullu e Ibarretxe (PNV). En este mismo sentido, la dirección federal socialista ha dejado el mensaje de que el PSE será “autónomo” en las alianzas con otros partidos políticos que deba asumir para conseguir llegar a la lehendakaritza.

El derecho de los vascos a decidir, que rápidamente se ha identificado desde las filas socialistas con el proyecto de referéndum rechazado en el Congreso, también ha sido otro de los frentes abiertos, un aspecto que ha intentado contrastarse con la idea de unión y consenso que se ha planteado desde el PSE.

Finalmente, el papel del radicalismo abetzale y, por ende, la ilegalización de la candidatura presentada por D3M, ha sido otro de los platos fuertes del “menú” vasco, con dos posturas enfrentadas: mientras que el PNV ha denunciado que una parte de la ciudadanía vasca se quedaba sin representación en Vitoria, el PSE no sólo ha respaldado la decisión sobre D3M sino que ha puesto en más de un apuro a Ibarretxe por su “ambigüedad” en el respaldo o condena hacia el radicalismo afín a ETA. En este sentido, también ha resultado destacable la petición de diálogo por parte de Basagoiti (PP) al PSE, máxime cuando el propio Patxi López había tratado con Arnaldo Otegui (que respaldaba a D3M) el final de ETA durante la última tregua, aunque el apoyo del líder popular vendría condicionado a conseguir gestionar las áreas de Cultura (euskera), Educación (ikastolas y universidades) e Interior (ertzaintza y atención a las víctimas del terrorismo) del futuro gobierno de coalición PSE-PP.

La palabra maestra: “cambio”

Sin duda alguna, el centro de la campaña del PSE ha girado en torno a este concepto, principalmente bajo la idea de la necesidad que tiene la sociedad vasca de cambiar el modelo de gobierno tras 30 años de batuta del PNV, su principal y único oponente. Aunque esta filosofía ya había sido intentada en otras citas electorales en el País Vasco por parte del PSE por la anterior candidatura de Patxi López en 2005, en esta convocatoria se ha dotado al mensaje socialista de la “personalidad vasca” al estilo de lo que en Cataluña se da con el PSC, una característica de la que adolecía y que ha sido criticada hasta la saciedad desde las filas nacionalista, que no han dudado en integrar al PSE dentro del “frente españolista”.

punto-de-encuentroCon esta premisa, la tercera semana del año comienza con la presentación oficial del primer lema o acción de campaña: “Punto de encuentro-Bilgunea”. Hay que destacar que esta acción comunicativa ya había sido desvelada días anteriores a través de inserciones en prensa aunque de forma anónima, sin emblemas de partido o lemas que la identificaran con el PSE. Así, tras crear cierta intriga, se refuerza la idea de consenso a través de frases como “hacer Euskadi entre todos”. La iniciativa supone una invitación a la ciudadanía vasca para que hagan aportaciones al programa electoral de la formación socialista no sólo a través de Internet (fórmula ya vista en otras citas electorales) o en las sedes del partido, sino que se refuerza a través de un mailing masivo de 900.000 folletos a los hogares. La intención es clara: el ciudadano se convertirá en protagonista “del cambio” que sufrirá Euskadi tras las elecciones de marzo.

(Continuará…)

A %d blogueros les gusta esto: