Tag Archive | publicidad

#dialegs y #jerezsmm, dos formas de sentir Twitter


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

Ayer fue mi primer día de seguimiento de dos actos en Twitter tan dispares como enriquecedores.

Por una parte, desde el PSC dentro de su encuentro de “Diálogos por el Progreso” celebrados ayer, se había convocado un encuentro de ciberactivistas que ha contado con la presencia del propio presidente Montilla en la sede central del partido. Creo que, con #dialegs, he podido disfrutar de una de las experiencias más enriquecedoras dentro de la política 2.0, ya que, además de las interesantes aportaciones que buscan fomentar la participación de ciudadanos y ciudadanas con sus gobernantes, se ha dejado perfectamente claro que Twitter se está convirtiendo, día a día, en un elemento más de la gestión política y del diálogo institucional. Esta red social (algunos no la ven como tal), no sólo es imparable sino que, desde mi punto de vista de novato en la misma, se convierte en el canal de transmisión de información más directo que existe entre gobierno y ciudadanía, tanto por su filosofía a través de mensajes concretos y directos al destinatario enriquecidos con enlaces y clasificadores (hashtags), como por su fidelización y credibilidad en el contenido, que aumenta cuanta más implicación se tiene con esta plataforma y se interactúa con nuestros seguidos y seguidores a través de la misma. Por supuesto, las aportaciones de Montilla en el encuentro no dejan duda ante esta tendencia que se ha implantado en el ámbito político y se resumen en esta frase: “No esperéis órdenes, la red no entiende de uniformidad, la red quiere causas y nosotros preferimos activistas críticos y creativos, no quiero un activismo de clonación“.

Si bien es cierto que tal y como apuntaba Cesar Calderón en su seguimiento, el discurso de Montilla comenzó principalmente centrado en el uso de las nuevas tecnologías de la información en la administración pública (e-Gov), con marcadas referencias a la “brecha digital”, la “universalización” del acceso a la red, o el “analfabetismo digital”, a lo largo de la jornada y gracias a las aportaciones de los muchos seguidores que allí estaban (física y virtualmente), fueron derivando hacía el Open Government (o-Gov), o lo que es lo mismo, las formas de mejorar la comunicación entre esa adminsitración y la propia ciudadanía y hacia la vertiente más política del ciberactivismo a través de las redes sociales. Aún a costa de forzar el script de Twitter al máximo, os dejo un PDF donde se recoge la intervención de Montilla a través de esta red social y las posteriores preguntas que se le han realizado, en las que no sólo ha primado la cercanía sino el feedback constante entre todos los que han participado. También tenéis toda la información del evento en la propia página web insitucional del presidente, de la del PSC y de los diarios La VanguardiaEl Periodico de Catalunya. Creo que dar la enhorabuena al PSC y a sus ciberactivistas es poco.

El otro caso que también he estado siguiendo durante el día de ayer es el de #jerezsmm, una iniciativa con web propia patrocinada por el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) y la Junta de Andalucía en el que se ha analizado la parte más social de todas las redes, sobre todo desde el punto de vista estratégico de posicionamiento y publicidad. Leyendo su programa y viendo las intervenciones, sí que he podido comprobar como se puede generar pasión y creatividad a través de un formato tan peculiar como Twitter (que ha canalizado de forma espectacular todo este encuentro), incluso, llevado en extremo, a poder generar emociones y apegos que deben ser tenidos en cuenta por los que usamos esta plataforma.

Es un nuevo nicho de mercado, como comenta la creativa y publicista Gaby Castellanos a través de su canal, que ha generado ingresos de 2 millones de euros a través de este nuevo producto para la empresa de la que es principal ejecutiva. Se trata, por tanto, de otro aspecto que ha cobrado un gran auge en la Red, y que van más allá de la mera creación de un banner en una página o de un anuncio en Google, aunque todavía queda bastante trecho por recorrer sobre todo en materia de la privacidad de los datos a raíz de polémicas como la que están protagonizando últimamente Facebook o MySpace por la cesión de datos personales a empresas con fines comerciales. Por lo pronto, desde hace tiempo se están creando grupos dentro de las redes que incluso han puesto fecha (31 de mayo) para el abandono de las mismas ante dichas prácticas y problemas de privacidad, un nuevo mercado que no ha permanecido ajeno a otros nuevos proyectos como Diaspora, una red social que se ha “colado” en este mercado de peticiones gracias a la promesa de una fuerte protección de los datos. Aunque el tiempo es sabio y podremos ir viendo como se van a ir financiando estas nuevas redes de cara a su supervivencia.

Al margen de esto, mi felicitación también para los organizadores de #jerezsmm por potenciar esta parte más social de internet.

Anuncios

Daisy (“Peace, Little Girl”, 1964): los demócratas asaltan la televisión


votarGracias a una buena amiga, os mando un enlace al anuncio electoral que llevó a cabo por la agencia publicitaria Doyle Dane Bernbach y fué proyectado por primera vez el 7 de septiembre de 1964 durante el programa de la NBC “Monday Night Movie”. Según me he informado, el anuncio provocó la ira de los republicanos, pero consiguió darle una ventaja más al que luego se convirtió en el 36º presidente de los Estados Unidos, Lyndon Johnsson.

Cinco dudas hacia la nueva RTVE


rtvevotarHace poquitos días nos enteramos por la prensa que se va a plantear la supresión de emisión de publicidad en los medios de Radio Televisión Española (RTVE) para adaptarlos al Protocolo de Amsterdam, una iniciativa de la Comisión Europea que funciona desde 2005 y que quiere acabar con la doble financiación de muchos de los canales públicos de la UE (dotación presupuestaria y publicidad), entre ellos TVE. Como no podía ser de otra manera, las cadenas privadas españolas han aplaudido la medida, ya que operaban en desventaja competitiva en el mercado publicitario.

Pero no es oro todo lo que reluce y a mí me han comenzado a surgir dudas al respecto:

Primera: El Gobierno quiere fijar como alternativa a los ingresos publicitarios aumentar la tasa por ocupación del espacio radioeléctrico a las empresas de telecomunicaciones  (Telefónica, Vodafone, Orange, Jazztel…) y otra a las audiovisuales sobre sus ingresos publicitarios (Telecinco, Antena 3, Cuatro, La Sexta…),una medida que no ha sentado nada bien sobre todo en el sector que lidera Telefónica (tan aficionado a crear consumidores cautivos a sus productos) y que ya ha obtenido una primera y más que previsible contestación: las “telecos” que usan este espacio trasladarán de forma específica al consumidor el sobrecoste y así lo harán constar en las correspondientes facturas.

Frente a otros modelos más consolidados como el británico, en el que cada consumidor financia directamente vía impuestos a la televisión pública (BBC), esta “peculiaridad” española copia al modelo francés, pero no hará más que generar polémica en vez de plantear soluciones. Estamos hablando de la nada despreciable cifra de en torno a 140 millones de euros, de ahí sus protestas, y si echamos un vistazo al papel que juega la TV pública francesa en su conjunto nacional, nos hacemos una idea de lo que podemos llegar a perder si no se gestiona bien ese modelo con RTVE.

Segunda: El mismo Protocolo de Amsterdam sugiere que de forma paralela a la regulación de la financiación de la TV pública, surjan autoridades nacionales independientes a los poderes públicos (al estilo de la ya existente Comisión para el Mercado de las Telecomunicaciones -CMT-) que regulen este sector, un organismo del que no se ha hablado tanto pero que tendrá una difícil tarea si observamos que España funciona a golpe de monopolio en cuanto a contenidos televisivos.

Desde el lado de la empresa audiovisual, la pugna por los derechos audiovisuales de eventos deportivos como fútbol (principalmente), baloncesto, motociclismo o Fórmula 1, es sólo la punta del iceberg de esta batalla y sin duda dará mucho que hablar a partir de ahora; desde el punto de vista del consumidor, las lucha contra la piratería en los decodificadores de Canal Plus al principio y de Canal Satélite Digital después, deja clara la filosofía del público español ante el modelo de “Pay per view” (pagar por contenidos) , un modelo más extendido de Andorra para arriba y, sobre todo, en EEUU y Japón, pero que aquí no ha encontrado una cuota que le garantice la rentabilidad.

Tercera: Al hilo de este futuro agente regulador nacional me surge otra duda: ¿se encargará también de velar por la calidad de los contenidos? Muchos vemos en el modelo de la BBC la referencia hacia como se debe gestionar este tipo de autoridades independientes. Sin embargo, en España, y ante el vacío legal que constituya ese organismo regulador nacional, han comenzado a surgir entes paralelos con un carácter más consultivo que regulador, como el Consejo Audiovisual de Cataluña -CAC-, que vela por la actividad en dicha Comunidad Autónoma y por los contenidos de TV3, o el Consejo Audiovisual de Andalucía-CAA-, que fija su actividad en el ámbito de Canal Sur. Aunque son los dos organismos más destacados por su actividad mediática, también existen en Galicia y en Navarra, y en breve se crearán los de Castilla y León, Comunidad Valenciana o las Islas Baleares. Curiosamente fue ese carácter meramente consultivo el que hizo desaparecer este tipo de organismo en la Comunidad de Madrid, en 2006.

Pero vistas la trayectoras de los ya operativos en Cataluña y en Andalucía, estos organismos luchan casi a diario por su “independencia política” ante la opinión pública y ante los sectores afectados, aunque manteniendo una interesante actividad en materias como la vigilancia de la aparición de menores en televisión (caso del CAA con el caso de Marta del Castillo) o la protección del denominado “horario infantil” (caos del CAA con la emisión de pornografía por televisiones locales). Sin embargo, y a pesar de no tener ese carácter regulador específico (ya que es competencia de los gobiernos autonómicos), también han sido acusados por las propias empresas audiovisuales y los sectores sociales afectados de actuar forma sesgada en sus respectivas zonas geográficas, con ejemplos como en el papel que juegan de cara a la concesión de licencias de emisión de TDT (caso de las críticas de Popular TV en Andalucía) o a las cuotas de las lenguas cooficiales en la programación (caso del CAC con la lengua catalana).

Cuarta: Si RTVE se queda sin publicidad a partir de septiembre tal y como se ha anunciado, las cadenas privadas no tendrán excusa para seguir incumpliendo la normativa europea que fija en el 20% el total de contenidos publicitarios sobre el total de la emisión, es decir, la que les obliga a emitir un máximo de 12 minutos de publicidad por cada hora. Será la aplicación de la nueva situación la que determine si la emisión abusiva de contenidos publicitarios actual se corresponde con la doble financiación de RTVE o con las situaciones financieras propias de cada televisión privada.

Quinta (y última): ¿Se verá afectada la plantilla de RTVE al nuevo contexto financiero que se le avecina? Vistos los ERE y el desmantelamiento que han surgido la gran mayoría de delegaciones territoriales de TVE, no sería de recibo el que, tras garantizarse una determinada cuantía de ingresos “fijos” anuales, la plantilla de TVE siga ejerciendo su actividad en condiciones de alta incertidumbre sobre su puesto de trabajo, así como con una limitada dotación de recursos que queda patente más allá de las delegaciones de Madrid o Barcelona, las más potentes del conjunto de la cadena.

Conclusión: Aunque interesante, y sin duda alguna trascendental, la modificación del modelo audiovisual en nuestro país puede dar al traste con muchos de los logros conseguidos por nuestra TV pública, que aunque ha conocido tiempos mejores (sigo echando espacios de producción propia de la talla de las series que se emitían durante los ochenta y, sobre todo, una apuesta decidida por un cine español de calidad), había comenzado a tomar la iniciativa en el conjunto nacional, y así lo demuestran las cifras de audiencia.

Otra forma de hacer política: elecciones en El Salvador


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

Gracias a Youtube, he rescatado este vídeo donde podemos ver la forma de hacer política en campaña en uno de los países más pobres de Latinoamérica. Os dejo algunos ejemplos de la candidatura que ha ganado los comicios:

También os dejo con una entrevista en directo que se le realizó al ahora presidente de El Salvador en la cadena estadounidense UNIVISION (la principal cadena hispanoparlante), no tiene desperdicio.

Un poco de creatividad para animar la participación electoral


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

A punto de cumplirse una semana de la celebración de las elecciones vascas retomo una de mis inquietudes políticas, los spots electorales. Aunque tarde, estoy revisando la campaña del PSE en Euskadi y los spots que más me han gustado son los que animaban la participación bajo el lema “Haz que suceda”, una línea bastante creativa que intentaba paliar la superior abstención que se suponía que iban a tener las elecciones en el País Vasco respecto a comicios anteriores.

Los vídeos, que están disponibles en Youtube, son los siguientes (disfrutad con el visionado):

Parece ser que el efecto ha sido el esperado. Al final, la abstención el pasado 1 de marzo alcanzó al 34% del electorado vasco, sólo dos puntos porcentuales que en los comicios de 2005 y repitiendo prácticamente la participación que en las elecciones generales de 2007. Mañana intentaré dar un primer esbozo de las conclusiones que estoy sacando de la campaña electoral llevada a cabo por el PSE, hasta entonces, buen fin de semana.

La imagen de los partidos políticos


* Puedes ver otros artículos sobre comunicación política en este enlace

Desde hace bastante tiempo me pregunto sobre la imagen que tienen los partidos políticos de cara a los que luego son sus futuros votantes. Es curioso como, haciendo caso a algunos estudios más o menos serios como por ejemplo éste de la Fundación Alternativas, se da una combinación de desconocimiento general de la actualidad política con continuos reproches y acusaciones hacia esos mismos gobernantes y representantes que dedican su actividad a gestionar “lo público”.

Es ahí donde surge la idea de que los ciudadanos sólo somos son objeto de la atención de los partidos cada vez que hay elecciones, una situación sobre la que intentaré profundizar en sucesivos posts. La primera parte que he querido analizar es la visión que se da desde los partidos políticos más allá de las noticias de diariamente inundan nuestros periódicos, sobre todo con las campañas que están diseñadas exclusivamente para captar la atención del público que aún no está convencido.

Por eso os dejo un enlace interesante hacia una exposición que actualmente está itinerando por España que trata sobre spots electorales producidos en todo el mundo desde los años sesenta hasta los primeros meses de este año con la campaña presidencial norteamericana como principal protagonista y que también ha dedicado una parte al boom de las webs electorales. Aún a la espera de leer el libro de la exposición (que trae abundante material audiovisual) os dejo un avance con el reportaje que hizo la cadena TV3 sobre la muestra y que merece la pena verlo si os interesa la materia.

Echando un vistazo por Youtube, he encontrado tres spots que me han gustazo especialmente al ser creativos y no dejar indiferente:

Spot de Ricardo López Murphy (Argentina, 2006), posteriormente la idea fue reutilizada por una aseguradora para un spot comercial

Spot primarias demócratas de Obama frente a Hillary (2007), version de un spot de Apple (1984)

Spot del PP en las Elecciones Generales (2008), versión de un spot contra John Hewson (Australia, 1993)

A %d blogueros les gusta esto: